Selva Negra

Ingredientes para 10 porciones

Para el bizcochuelo:
Yemas 4 unidades
Ralladura de limón 1 unidad
Edulcorante en polvo 2 cucharadas postre
Leche en polvo descremada 4 cucharadas postre
Polvo para hornear 2 cucharaditas té
Claras 6 unidades
Harina 2 cucharadas postre
Para el relleno:
Queso blanco descremado 500 g
Edulcorante en polvo 2 cucharaditas té
Claras a nieve vc df
Esencia de vainilla 1 cucharadita té
Frutillas 500 g

Cobertura:
Queso untable descremado 50 g
Cacao en polvo 4 cucharada postre

Preparación:
Para el bizcochuelo:
Batir las yemas a blanco con la ralladura de limón, el edulcorante, la leche y el polvo para hornear.
Batir las claras a punto nieve y agregarlas a la preparación anterior uniendo todo con movimientos envolventes.
Mezclar todos los ingredientes secos, tamizarlos e incorporarlos a la preparación anterior, siempre en forma envolvente.
Enharinar un molde desarmable de 24 cm de diámetro previamente humedecido con rocío vegetal o pulverizado con aceite y extrayéndole el excedente con servilleta de papel.
Hornear a temperatura media 20 a 25 minutos.

Relleno:
Preparar una crema con el queso, el edulcorante, la esencia y las claras batidas a nieve.
Incorporar las frutillas a la preparación anterior.

Torta:
Cortar el bizcochuelo en tres capas. Humedecerlas con almíbar (hervir 100 cc de agua con la cáscara de medio limón y luego agregar 2 cucharaditas de edulcorante en polvo).
Colocar sobre la primera capa la mitad de la mezcla del queso con las frutillas. Ubicar la segunda parte del bizcochuelo y repetir el procedimiento hasta completar la torta.

Cobertura:
Cubrir la torta con la mezcla de queso blanco y cacao en polvo.
Decorar con algunas frutillas.

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?