Golosinas

GOLOSINAS

GOLOSINAS QUE TRAJO LA ABUELA ----------------------------

No todo lo dietético o light se puede consumir libremente.

Respecto de las golosinas Light, reducidos en calorías, en grasas,

como alfajores, chocolates donde la industria disminuye el aporte

de grasas o de hidratos de carbono, no significa que se pueda

consumirse libremente.

Hay golosinas o alimentos que en las etiqueta dice “libre de azúcar”, “reducido en azúcar” o “sin azúcar agregada” que contienen polioles (alcoholes de azúcar), como sorbitol, manitol y xilitol, que también son fuentes de carbohidratos en un 50% y suministran calorías.

Cada porción de estos polioles aporta 10 g de carbohidratos, en el caso de los diabéticos si consume más de 3 porciones diarias se debe calcular la cantidad de carbohidratos.

En los chocolates, generalmente en las etiquetas, figuran estos datos, por ejemplo:

Composición química de determinado chocolate: Cada 25 g.

Hidratos de carbono: 15 g.

Azúcares: 13 g.

Grasas Totales: 7 g.

Grasas Saturadas: 4.2

De acuerdo al valor calórico que figura en los envases, se puede detectar que las calorías que provienen de los azúcares no fueron calculadas.

En los rótulos de algunos chocolates no figuran las grasas monoinsaturadas, las trans (actualmente las han quitado) y el colesterol.

Este último a pesar que su aporte puede ser insignificante, debería figurar para que el consumidor tenga conocimiento.

El chocolate cuando es consumido moderadamente (25 a 30g por día) puede incluirse en los planes para reducir el colesterol sanguíneo y la presión arterial, ya que aporta sustancias antioxidantes del tipo de las flavonoides que hace que sea un alimentos con propiedades benéficas que actúan previniendo enfermedades cardiovasculares en el caso que se efectúe complementariamente un plan alimentario adecuado.

El chocolate amargo y el blanco aproximadamente tienen las mismas calorías. El chocolate amargo posee más grasas y menos azúcares que el chocolate con leche. El chocolate con leche posee menos grasas y más azúcares que el amargo.

Recomendaciones:

Ser prudentes en el consumo de golosinas.

* Leer las etiquetas.

* Saber distinguir los principios nutritivos: carbohidratos, azúcares que no se incluyen en la fórmula calórica, tenerlos en cuenta, grasas saludables: monoinsaturadas y poliinsaturadas, grasas perjudiciales: trans, saturadas y colesterol.

* Que el consumo no sea diario (aún siendo dietéticas, no aportan siempre menos grasas y menos calorías) y mucho menos, si no se tiene control de las cantidades.

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.
Te espero.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?