¿Qué hacer para que los chicos coman bien en las escuelas?

En esta etapa de crecimiento, los chicos requieren un conjunto de nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo adecuado.

Es importante planificar las comidas y que resulten atractivas para que los niños no se

tienten con papas fritas, panchos o gaseosas, opciones poco saludables que le quitarán

el apetito y no le permitirán la incorporación de alimentos saludables.

Los comedores escolares no siempre son una opción cuando los chicos almuerzan en la escuela, entre otras cosas, por el gasto que implican. Por eso, preparar en casa las viandas para el almuerzo es una alternativa que puede ser más económica y más saludable.
• Tener en cuenta la comida que le diste a la noche para la confección de la vianda del día posterior. Si por ejemplo, le diste carne (blanca o roja), no incluyas lo mismo en el menú del mediodía.

Otro ejemplo, si en el almuerzo le enviaste tarta, trata de incluir en el menú de la cena la carne para que tu niño pueda contar con proteínas necesarias para su crecimiento y desarrollo.
• Que el niño pueda aportar a su organismo fuentes importantes de proteínas de alto valor biológico y de hierro indispensable para evitar la anemia (carnes rojas o cerdo o cordero) tres veces semanales y el resto las otras carnes blancas: pavo, pollo sin piel y pescados de mar. Considera incluir esta fuente importante en los almuerzos o en las cenas.
• No dejes de incluir en la alimentación diaria 1 huevo diario (si no tiene colesterol elevado) en tal caso se hace una frecuencia de 2 veces por semana. (Aclaración: el huevo no es el culpable del aumento de colesterol sanguíneo. El colesterol que ingresa al organismo a través de los alimentos sólo se absorbe en un 15 %. Las grasas responsables del aumento de colesterol sanguíneo son las saturadas y las trans).
• No te canses de inculcarle a tus hijos la importancia de la inclusión diaria de frutas y verduras de todos los colores. Enséñale que son indispensables para el equilibrio orgánico. Trata de realizar preparaciones diferentes, atractivas, las cuales pueden ser más aceptadas por ellos.
• Recomienda a tus hijos la incorporación diaria de lácteos para que sus huesos y dientes estén saludables y que se fije este mineral de manera que en la adultez no existan riesgos de aparición de enfermedades provocadas por la no inclusión de los mismos. Si no les agrada la leche, prepara postres lácteos, o en salsa blanca, en preparaciones para que tengan el calcio suficiente.
• Evita que consuman gaseosas a diario: reemplázsalas por cartones individuales de leches saborizadas o chocolatadas.
• Los jugos que vienen en cartones tienen muchos azúcares. Optar por los que digan en su rótulo 100 % jugos naturales.
• Evitar que tus hijos se tienten en el kiosco de la escuela con hamburguesas, panchos, papas fritas, chizitos, etc., ya que tienen muchas grasas y no son apropiadas para la salud. Que su consumo sea esporádico.
• Para condimentar, que lleven sobrecitos individuales de aderezos por ejemplo, ketchup, mostaza, aceite.
• Varía la alimentación y que sea creativa en las viandas.
¿Cómo preparar las viandas para el colegio?

Antes de preparar la vianda, será necesario que te laves las manos. Si tienes alguna herida en las manos debes de estar cubierta por un apósito impermeable.
• Si mientras estás preparando la vianda vas al baño, lávate antes de continuar con la elaboración de la misma.
• Lava y desinfecta las superficies y los utensilios que has utilizado después de la preparación de los alimentos.
• Protege de insectos, roedores y animales domésticos, los alimentos y las zonas en los cuales realizas la preparación.
• Separa y conserva los alimentos crudos y los cocidos.
• No utilices los mismos utensilios para la preparación de los alimentos crudos que los cocidos.
• Prepara los alimentos con la cocción completa (superior a los 70 grados centígrados en su zona central.
• Cuando tengas que recalentar los alimento, que la temperatura supere los 70 grados centígrados.
• No dejes los alimentos a temperatura ambiente más de 2 horas.
• No descongeles los alimentos a temperatura ambiente, házlo en la heladera.
• Cuando compres alimentos ya preparados, házlo en establecimientos autorizados, que tengan etiquetas y que puedas verificar las fechas de elaboración y de prescripción.
• Lee los requisitos de conservación y las fechas de vencimiento de los alimentos.
• Utiliza recipientes limpios y con cierres herméticos para las viandas.
• Sugiere a tus hijos que se laven las manos antes de consumir los alimentos.
• La comida deberá ser transportada en bolsos térmicos, especialmente preparados para tal fin.
• Si preparas el menú a la noche anterior, refrigéralo hasta el día siguiente.

Por la mañana colócalo en la vianda.

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.
Te espero.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?