¿Cuáles son los beneficios de la leche de cabra?

La leche de cabra tiene muchas propiedades.
Consumirla te brindará una buena dosis de los minerales y vitaminas que tu cuerpo necesita. Contiene el 33% de su valor diario recomendado de calcio, así como grandes cantidades de magnesio, fósforo, potasio, cobre, zinc y selenio.
También es una gran fuente de vitaminas A, C, D y B2 o riboflavina. Fácilmente digerible.

La leche de vaca tiene muchas propiedades, es rica, contiene una gran cantidad de nutrientes.

Es rica en minerales y vitaminas
Consumirla te dará una buena dosis de los minerales y vitaminas que tu cuerpo necesita. Contiene el 33% de su valor diario recomendado de calcio, así como grandes cantidades de magnesio, fósforo, potasio, cobre, zinc y selenio.
También es una gran fuente de vitaminas A, C, D y B2 o riboflavina.

— Es de fácil digestión
Contiene una cantidad similar de grasa que la leche de vaca, pero las moléculas son mucho más pequeñas, lo que facilita su digestión.

Además las personas con formas leves de intolerancia a la lactosa también pueden beneficiarse de ella, ya que el contenido de este azúcar es menor, por lo que quienes tienen dificultades para digerir la leche normal encuentran en la de cabra una alternativa viable.



Un grupo de investigadores del Departamento de Fisiología y el Instituto de Nutrición y Tecnología de los alimentos de la Universidad de Granada, a través de las conclusiones que han llegado en el estudio afirman que la leche de cabra provee ventajas nutricionales que ayudan a mejorar el estado de salud.

Coordinado por la profesora Margarita Sánchez Campos, el trabajo señala que el consumo habitual de leche de cabra en individuos que presentan anemia por deficiencia de hierro ayuda a la recuperación debido a que favorece la absorción del hizerro y la eficacia de la regeneración de la hemoglobina.

En otras palabras, esta leche, minimiza las interacciones entre calcio y hierro.

Además, este tipo de leche protege la estabilidad del ADN, incluso en situaciones de sobrecarga de hierro, derivadas de tratamientos prolongados con este mineral, para paliar la anemia.

Por otro lado, se comparan los nutrientes existentes en la leche de cabra con la leche materna, como ocurre con la caseína. La caseína es una proteína de alto valor biológico que se encuentra en la leche de vaca, en forma de un complejo soluble de calcio y fósforo. Supone el 80% de las proteínas de la leche de vaca, y se necesita para la absorción de calcio y fosfato en el intestino.

La leche de cabra, al igual que sucede en la leche de mujer, contiene menos caseína del tipo alfa 1, que es la responsable de la mayoría de las alergias a la leche de vaca, es decir que es hipoalergénica. Este es el motivo que en algunos países la utilizan como base para la elaboración de leches maternizadas sustituyéndolas por la leche de vaca.

Otro aspecto beneficioso de la leche de cabra guarda relación con la cantidad y naturaleza de sus oligosacáridos (tipos de hidratos de carbono), que contiene son similares a los de la leche materna. Estos compuestos llegan al intestino grueso sin digerir y actúan como prebióticos, es decir, ayudan a desarrollar la flora probiótica que combate la flora bacteriana patógena. Además, la leche de cabra si la comparamos con la de vaca, contiene una menor proporción de lactosa aproximadamente un 1% menos y al tener una mayor digestibilidad puede ser tolerada por algunos individuos con intolerancia a este azúcar de la leche.

La leche de cabra, se la puede considerar como un alimento funcional, y debe ser utilizada o sus derivados en la población en general y especialmente entre las personas alérgicas, aquellas que tengan intolerancia a la leche de vaca, o problemas de malabsorción, colesterol elevado, anemia, osteoporosis o tratamientos prolongados con suplementos de hierro.

La leche de cabra, su contenido en ácido fólico y vitamina D es menor.

¿Qué pasa en los niños que sus papás les dan leche de cabra por su alergia a la proteína de vaca?

Aunque se ha propuesto como una opción para los niños que tienen alergia a las proteínas de la leche de vaca, la EFSA no la considera una alternativa segura, ya que sus proteínas son muy similares a las de la de vaca. Las proteínas de la leche de cabra pueden inducir sus propias alergias y no hay evidencia científica que demuestre que la incidencia de las alergias sea menor si a los menores de 12 meses se les alimenta con fórmulas basadas en leche de cabra.

Si quieres mayor información sobre la nueva sal PotSal AC o sobre las viandas saludables ALIMENTA TU VIDA By Lic. Alicia Crocco, comunícate a través de WhatsApp: 133998933.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?