El edulcorante no ayuda a adelgazar. Es un mito

Las personas consumen elevadas cantidades de edulcorantes pensando que son inocuos, que favorecen el descenso de peso, ya que reemplazan al azúcar: enemigo de la salud. Pero ¿Será realmente así? ¿Facilitan el adelgazamiento? Un estudio científico nos acerca una mala prensa de los edulzantes artificiales, veamos juntos para sacar conclusiones.

¿El edulcorante engorda?

Un estudio destrona a los endulzantes artificiales.

El edulcorante como reemplazo del azúcar podría estar haciéndonos subir de peso en lugar de ayudar a adelgazar.

Un equipo dirigido por la científica canadiense Meghan Azad analizó y comparó los trabajos de investigación más recientes sobre el tema y halló que mientras que los estudios patrocinados por la industria de edulcorantes mostraban una relación directa entre estos sustitutos del azúcar y la reducción de peso, los estudios realizados de manera independiente indicaban que la relación es leve.

Una revisión separada de una muestra más amplia encontró que, con el tiempo, las personas que consumieron edulcorantes artificiales subieron de peso y vieron un aumento en la circunferencia de su cintura.

Adicionalmente, presentaron una mayor incidencia de hipertensión, síndrome metabólico, diabetes tipo 2 y problemas cardiovasculares.

El trabajo de Azad, profesora de la Universidad de Manitoba, apareció publicado en la revista de la Canadian Medical Association en su edición de julio pasado.

Sobre la base de toda la investigación realizada hasta el momento, no existe prueba clara de un beneficio [de los edulcorantes artificiales], pero sí hay evidencia de un daño potencial en el largo plazo“, dijo Azad a la cadena CNN. “Esto debería inspirar a las personas sobre si quieren consumir edulcorantes artificiales, especialmente de manera regular, porque no sabemos si son una alternativa verdaderamente inofensiva al azúcar“.

“La gente suele consumir edulcorantes no nutritivos creyendo que son una ‘opción saludable’, pero puede que esto no sea cierto”, dijo a CNN la científica.

Azad dijo que esto es preocupante dado el consumo generalizado de edulcorantes y su creciente uso en todo tipo de alimentos.

Según Azad, más del 40% de los estadounidenses adultos consumen edulcorantes diariamente, incluso sin saberlo: estudios que incluyeron análisis de sangre y orina muestran una significativa presencia de ellos en personas que dijeron que no los consumían.

“Nuestros resultados envían un fuerte mensaje a los investigadores y a los organismos de financiación de investigaciones sobre la necesidad de más estudios para comprender el impacto a largo plazo de la salud de los edulcorantes artificiales”, concluyó Azad.

Conclusión: Los edulcorantes artificiales presentes en los alimentos industrializados, engañan a los consumidores haciéndoles creer que se ahorran calorías. Sin embargo, el sabor dulce hará que se tenga más necesidad de comer dulces.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?