Sarcoidosis: ¿qué es y cómo influye en la salud respiratoria?

Esta enfermedad autoinmune y multisistémica aparece en mujeres jóvenes y afecta sobre todo a los pulmones, pero también puede hacerlo a otros órganos como ojos y piel.

La sarcoidosis es una enfermedad autoinmune y multisistémica de origen desconocido que ataca sobre todo a mujeres de entre 20 y 40 años y, con más frecuencia, a las personas de raza afroamericana. Esta patología inflamatoria puede afectar a diversos órganos, incluso a la vez, pero lo común es que lo haga al pulmón. En las siguientes líneas te contamos más acerca de la sarcoidosis.

Sarcoidosis: qué es, causas y órganos a los que afecta

Si bien se ha evolucionado mucho en el conocimiento de la clínica y la fisiología de la sarcoidosis desde que se describió el primer caso en 1877 —lo hizo el doctor londinense Jonathan Hutchinson—, aún se sabe poco sobre los factores genéticos y epidemiológicos que favorecen su desarrollo.

En la persona con sarcoidosis, su cuerpo presenta una respuesta inmunológica que provocará la formación de granulomas (área que está inflamada). Pero es una enfermedad benigna; es decir, estos granulomas aparecen como un mecanismo de defensa que incentiva al cuerpo a «aislar» a los invasores extraños, como bacterias u hongos, para evitar que se propaguen, y pueden llegar a desaparecer por completo o convertirse en tejido fibroso.

El órgano que presenta una mayor afectación es el pulmón, que se ve impactado en el 90 % de los casos, pero también puede llegar a otras partes del cuerpo, como ojos piel.

Se cree que el desencadenante de la enfermedad suele ser un proceso infeccioso, ya bien sea por virus o bacterias, aunque el contacto con ciertos productos químicos o el polvo también podrían provocarla.

Por lo general, una vez pasados 2-5 años desde que empezaron los primeros síntomas de la sarcoidosis, cerca del 60 % de los pacientes verá resuelta la enfermedad. Pero en un 30 % se podría cronificar y acabar presentando una fibrosis pulmonar. En los pacientes que la padecen con cronicidad, y que sufren un deterioro de la función pulmonar con una capacidad vital forzada menor de 1,5 l y evidencia de fibrosis en las imágenes radiográficas, se asocia a una mayor probabilidad de padecer insuficiencia respiratoria.

Como datos interesantes, la sarcoidosis suele manifestarse con mayor incidencia al inicio de la primavera y a finales de la época invernal. Además, distintas investigaciones han demostrado que las personas de etiología afroamericanas, las mujeres y familiares consanguíneos afectados tienen una mayor predisposición a sufrirla.

pulmones fiebre

¿Qué síntomas presenta?

Aunque puede ser que el paciente no manifieste sintomatología clínica, los más comunes son:

  • Tos seca                                                            
  • Dificultad respiratoria
  • Hemoptisis (sangrado al toser)
  • Dolor torácico
  • Fatiga                                                                 
  • Fiebre
  • Pérdida de peso                                             
  • Erupción cutánea
  • Dolores articulares                                        
  • Picazón

¿Cómo se detecta?

¿Qué pruebas realiza el médico? El profesional de la salud ha de hacer un examen físico completo, así como resolver dudas acerca de la distinta sintomatología que pueda presentar. En cuanto a las pruebas, puede pedir:

  • Radiografía de tórax, para poder evaluar cómo están los pulmones de afectados
  • TAC
  • Resonancia magnética (RM)
  • Ecocardiograma

Pero a pesar de todas estas pruebas, será la biopsia (lo más común es coger la muestra de tejido pulmonar) la que confirmará el diagnóstico de la patología.

Tratamiento

Aunque en la mayoría de los casos los síntomas no son tratados y se resuelven por si solos, si hay afectación más severa de pulmón, ojos, corazón… se le pauta al paciente corticoides de manera prolongada.

✅ Fisioterapia respiratoria y sarcoidosis

La fisioterapia respiratoria estará indicada en pacientes que sufren en mayor grado esa afectación pulmonar y le causa consecuencias como disnea y limitaciones a actividades de la vida diaria.

Desde la fisioterapia se busca mejorar la calidad de vida de los pacientes e intentar siempre que sea posible restaurar las disfunciones ocasionas por la enfermedad. En este caso, se trata de restituir y mejorar la función cardiorrespiratoria mejorando la función pulmonar y la condición física de los pacientes, siempre de manera individualizada y contemplando la información proporcionada por otros profesionales sanitarios.

Puedes consultar y descargar la ‘Guía para Pacientes y Familiares‘ creada por la ANES (Asociación Nacional de Enfermos de Sarcoidosis) de España.

Si sufres sarcoidosis y necesitas que te ayudemos, no dudes en contactar con el equipo de fisioterapeutas respiratorios especializados y trasladarnos tus dudas. Para cualquier duda o consulta puedes contactar con Fundación Lovexair a cuentanos@lovexair.com

Alimentación:

Como es una enfermedad inflamatoria, lo recomendable es dar alimentación que no tenga harinas de ningún tipo, prestar atención a las tolerancias respecto al consumo de leche, evitar los alimentos ultraprocesados, ayuda pero no sustituye al tratamiento médico.

Se recomienda incluir:

Verduras sobre todo las de hoja verde.

Pescados grasos (caballa, salmón, atún: ricos en ácidos grasos omega 3).

Frutos secos: almendras, nueces, avellanas, castañas, etc.

Legumbres: lentejas, garbanzos y porotos.

Utilizar el jengibre y la cúrcuma.

Incluir la Actividad física regular indicada a nivel personal por el médico tratante, ya que mejora el estado anímico, fortalece los músculos y ayudar a reducir la fatiga que puede interferir con tus actividades diarias.

Descanso nocturno apropiado.


Esta enfermedad no es grave y puede desaparecer. Cuídate y haz caso a la ayuda de los profesionales de la salud ya sea médicos y nutricionistas.

Fuente: Consumer.es y Lic. Alicia Crocco

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?