La hipertensión lentamente se transforma en una pandemia

Un estudio realizado a nivel global, en el que se analizó la información de unas 35 mil personas de diferentes países, indica que la tensión arterial elevada podría convertirse en una pandemia mortal si no se toman medidas para revertir la tendencia. Los investigadores indicaron que hábitos de alimentación inadecuada, el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad, son las causas de esta realidad.

Las cifras son claras. De acuerdo al estudio, al considerarse a la población mayor de 50 años, se identificó que el 77,9% de los ciudadanos de Sudáfrica padecen hipertensión (tensión mayor de 140/90 mmHG), mientras en Rusia la padecen el 71,7% de los adultos, en China el 59,5%, en México el 58,2%, en Gana el 57,1% y en India el 32,3% de la población mayor. En España, considerando a las personas mayores de 35 años, se identificó una tasa de prevalencia del 35%, pero al considerar a las personas mayores de 65, la tasa se eleva a 68%.

Enrique Galve, presidente de la Sección de Riesgo Cardiovascular y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española del Corazón (SEC), manifiesta que casi dos tercios de la población española mayor a 65 años padecen tensión arterial alta.

Situación complicada
De acuerdo a Peter Lloyd-Sherlock, profesor de Medicina Tropical e Higiene de la London School y de la East Anglia y coautor de este trabajo, el número de muertes posiblemente causadas por la hipertensión aumento de 7,6 a 9,4 millones entre el año 2000 y el 2013. Además el especialista indica que en los próximos 20 años los fallecimientos por hipertensión podrían superar los registros de decesos por SIDA.

El problema con las personas que padecen de hipertensión, radica en que la mayoría no sabe que está enferma. Lloyd-Sherlock manifiesta que solo el 8% de las personas con tensión arterial elevada tiene el problema bajo control. La falta de conciencia de la población refuerza los factores que nos llevan a la ausencia de políticas adecuadas para prevenir la enfermedad, por ejemplo, la aprobación de normas para evitar el exceso de sal en alimentos procesados.

Galve indica que las personas pueden prevenir la aparición de la hipertensión llevando una vida activa, con una dieta baja en sal y grasas. El especialista indica que se debe optar por comidas caseras, porque la sal es un ingrediente que favorece el desarrollo de la hipertensión y es el ingrediente número uno en la industria alimentaria. La solución al problema es de orden personal, pues cada individuo debería optar por una dieta más saludable, baja en sal, y adopte un estilo de vida más activo.

fuente: http://www.elmundo.es/salud/2014/02/04/52efe8ca22601db0338b4580.html

 

 

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.
Te espero.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?