Coronavirus: ¿Estamos en peligro?

Un virus, desconocido hasta ahora, está causando enfermedades respiratorias en China y se ha extendido al menos a otros 33 países. La Organización Mundial de la Salud ha declarado la emergencia de salud pública de interés internacional. Lavarse las manos a menudo es una de las mejores formas de protección. Esto es lo hay que saber acerca del virus. (Información actualizada a 25 de febrero)

Al menos 2700  personas han muerto por el coronavirus que apareció en la ciudad china de Wuhan en diciembre. Hasta el momento hay 77.780 casos confirmados en China continental .

El virus, que puede causar neumonía, preocupa a las autoridades sanitarias mundiales. Hay 2459  casos confirmados en 33 países, la mayoría de personas que habían viajado a Wuhan, el epicentro del brote. 34 personas han fallecido fuera de China.

La Organización Mundial de la Salud  ha declarado la emergencia de salud pública de interés internacional, una medida que solo se ha tomado en cinco ocasiones anteriores.

¿Qué es una emergencia internacional?

Una emergencia internacional se declara en casos de una enfermedad “grave, repentina, inusual o inesperada”; que tiene implicaciones para la salud pública más allá del Estado afectado; y puede requerir una acción internacional inmediata.

La Organización no ha recomendado medidas que interfieran innecesariamente con los viajes y el comercio.

¿Qué es una emergencia internacional?

Una emergencia internacional se declara en casos de una enfermedad “grave, repentina, inusual o inesperada”; que tiene implicaciones para la salud pública más allá del Estado afectado; y puede requerir una acción internacional inmediata.

El director de la Organización, Tedros Adhanom Gebreyesus, explicó que en este caso la decisión se toma, sobre todo, por el temor a que la enfermedad siga extendiéndose fuera de China y llegue a países con sistemas de salud débiles que no están bien preparados para responder.

La Organización no ha recomendado medidas que “interfieran innecesariamente con los viajes y el comercio”.

Los países afectados por el coronavirus están legalmente obligados a compartir información con la OMS. 

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus, que reciben su nombre por las puntas brillantes que se observan en la superficie del virus y que asemejan una corona, pertenecen a la familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) o el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS).

La OMS ha llamado a este coronavirus, COVID-19. 

El MERS causó más de 2400 casos y 850 muertes; el SARS causó más de 800 muertes.

Coronavirus

¿Cómo de graves son los síntomas?

Los coronavirus pueden causar desde un cuadro leve (fiebre, tos seca), hasta una neumonía que puede ser mortal.  Se calcula que un 20% de los pacientes infectados con el nuevo coronavirus tienen síntomas graves y muy graves.  Las personas de más de 60 años y las que que tengan otros problemas de salud (como asma, diabetes y enfermedades cardiovasculares) son más vulnerables.

¿Qué tan mortal es?

Hasta el momento 2700  personas han muerto por el virus, lo que representa alrededor de un 2% de los casos.

En cualquier caso, es demasiado pronto para sacar conclusiones. Hay miles de pacientes ingresados, y no se puede saber cómo van a evolucionar.

Aproximadamente el 35% de los casos de MERS notificados terminaron en la muerte del paciente.

¿De dónde surge el virus?

Los primeros casos se vincularon al mercado de pescados y mariscos de Wuhan, donde se comerciaba con multitud de peces, reptiles, murciélagos y otros animales vivos y muertos.  

Los expertos chinos e internacionales están intentando identificar el animal que originó el brote para asegurar que no haya más y ayudar a entender cómo se propagó inicialmente en Wuhan. Cada vez hay más pruebas que vinculan el coronavirus con otros virus similares que portan los murciélagos. Sin embargo, como llegó hasta los humanos sigue sin estar claro. La hipótesis más probable es que hubo otro animal intermediario.

En el caso del MERS, se sabe que las personas se infectan por contacto directo o indirecto con dromedarios infectados. No se conocen bien los orígenes del virus, pero, según se desprende del análisis de varios de sus genomas, se cree que habría podido originarse en murciélagos y haberse transmitido a los camellos en algún momento de un pasado lejano.

En 2002, la civeta o gato de algalia transmitió en China al ser humano el coronavirus causante del SARS. Hay otros coronavirus conocidos que circulan entre animales, que todavía no han infectado al ser humano. Hasta el momento no hay pruebas de que los perros y gatos domésticos puedan infectarse con un coronavirus.

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android. O subscríbete a nuestro boletín.]

Cubrirse boca, no tocarse los ojos ni la boca

¿Se transmite de persona a persona?

La transmisión de persona a persona se ha producido sobre todo en la ciudad de Wuhan, el epicentro del brote, pero también en otros lugares de China y fuera del país.

El virus no se encuentra en el aire, sino que se transmite a través de gotitas de saliva o mucosidad que expulsamos al toser o estornudar. Por eso, lavarse bien las manos con agua y jabón sigue siendo la principal medida de precaución. También es recomendable estornudar en la parte interior del codo, no es las manos, o en un pañuelo de papel que después hay que tirar de inmediato. 
El uso de mascarillas si no se acompaña de medidas de higiene no es eficaz, y la OMS recomienda usar los tapabocas solo si se presentan síntomas de problemas respiratorios (tos o estornudos), si se tienen sospechas de haber podido contraer el coronavirus o si se está cuidando de un enfermo.

¿Los enfermos son contagiosos?

No hay pruebas de que se contagie antes de que el enfermo desarrolle síntomas.Lo que ha ocurrido, explican, es que algunos pacientes que se creían asintomáticos, en realidad tenían síntomas leves cuando contagiaron a otros. 

Además, la Organización no tiene pruebas de que el virus esté mutando, sino que es “bastante estable”.

 El periodo desde que se produce la infección hasta que se desarrollan síntomas, el periodo de incubación, es de entre 1 y 14 días.

¿Cómo de rápido se está extendiendo?

Que aumente diariamente el número de casos no es algo sorprendente, puesto que cada vez hay más controles para detectar y confirmar los contagios.

Ya hay casos en 33 países fuera de China y preocupa especialmente el aumento en Corea del Sur, Italia e Irán. 

¿Qué puedo hacer para protegerme?

Se recomienda tomar medidas de precaución e higiene, ya que no hay tratamientos preventivos disponibles:

  • evitar el contacto directo con personas que padezcan infecciones respiratorias agudas
  • lavarse las manos a menudo, especialmente después del contacto directo con personas enfermas o su entorno
  • evitar el contacto directo con animales de granja o animales salvajes, vivos o muertos
  • las personas con síntomas de una infección respiratoria grave deberían mantener cierta distancia con los demás, cubrirse la nariz y la boca con pañuelos desechables o ropa al estornudar o toser y lavarse las manos.
UNICEF
Niños lavándose las manos
.

¿Es arriesgado viajar a China en este momento?

La Organización Mundial de la Salud  no ha recomendado limitar los viajes a China, pero sí que se tomen medidas para “controlar el riesgo de importación y exportación” de la enfermedad.

Sin embargo, varios países están evacuando a sus ciudadanos y han puesto en marcha planes para poner en cuarentena a los que regresen del país asiático.

La Organización sí ha recomendado a China llevar a cabo controles en todas las zonas de salida de los aeropuertos para detectar si algún pasajero tiene síntomas, como fiebre alta o tos. También se recomiendan estos controles en estaciones de tren y autobuses. Los viajeros que hayan tenido contacto con alguien infectado “deben ser puestos en observación médica”.

Para el resto de los países, la OMS dice que la eficacia de los controles de temperatura a la llegada es “incierta” y advierte que los síntomas se pueden confundir con los de la gripe.

¿Se puede frenar el brote?

El director de la OMS, el doctor Tedros, considera que la cadena de transmisión todavía puede interrumpirse con “medidas apropiadas de higiene, identificación de los casos y aislamiento”.

“Este no es el momento de tener miedo, no es el momento de entrar en pánico. Es el momento de actuar racionalmente y basándonos en las pruebas y de invertir cuando todavía tenemos la oportunidad de controlar este brote”, dijo. 

La OMS ha lanzado un Plan Estratégico de Preparación y Respuesta para ayudar a los países a prevenir y diagnosticar nuevos casos. La Organización ha pedido 675 millones de dólares para los próximos tres meses.

Tedros dijo que su mensaje a la comunidad internacional es “inviertan hoy o paguen más después”.

¿Hay vacunas o tratamientos?

De momento, no hay vacunas para prevenir la infección porque se trata de un virus nuevo. Tampoco hay medicamentos específicos para este virus, pero los infestados deben recibir tratamiento para aliviar los síntomas. Se están investigando tratamientos específicos que se pondrán a prueba en ensayos clínicos.

Los antibióticos no son efectivos contra los virus, solo contra las bacterias. Sin embargo, algunos pacientes hospitalizados por el nuevo coronavirus pueden recibir antibióticos si la infección coexiste con una bacteria.

El director de la OMS ha informado que ya se está trabajando activamente en la vacuna, y que ha habido progresos.

Ha circulado información errónea de que podrían usarse antirretrovirales para el VIH, o tratamientos contra el ébola. “No hay evidencia de que ninguno de estos medicamentos realmente sea útil contra el coronavirus”, dicen desde la OMS.

¿Cómo está respondiendo China?

El doctor Tedros, que acaba de visitar China, alabó la forma en que el país está gestionando la respuesta al brote del nuevo coronavirus.

“China está haciendo lo correcto y respondiendo de forma incansable al coronavirus” aseguró.

El Gobierno ha decretado la cuarentena en Wuhan, ha cerrado el aeropuerto de la ciudad y ha limitado el transporte en otras poblaciones.


ONU/Jing Zhang
Trabajadoras del aeropuerto de Chengdu en China se protegen del coronavirus con tapabocas.

¿Y otros países del mundo?

Numerosos países han tomado medidas como establecer controles en los aeropuertos.  Varias aerolíneas han anunciado que limitan sus vuelos a China por falta de demanda.

La OMS recomienda que todos los países estén preparados para adoptar medidas de confinamiento, como la vigilancia activa, la detección temprana, el aislamiento y el manejo de los casos, el seguimiento de contactos y la prevención de la propagación, así como para proporcionarle todos los datos pertinentes. “El mundo entero debe estar en alerta, el mundo entero debe estar preparado para responder a este brote”, aseguró Michael Ryan, el director de emergencias de la Organización.

¿Cómo de preocupados están los expertos?

Para la Organización Mundial de la Salud el mayor riesgo son los contagios de persona a persona que se han producido fuera de China.

“El aumento continuo de casos y las pruebas de que hay transmisión de persona a persona fuera de China son muy preocupantes. Aunque los números fuera de China son relativamente pequeños, tienen el potencial de un brote mucho más grande”, explicó el director de la Organización, el doctor Tedros, que explicó que sobre todo preocupa que el coronavirus llegue a países con sistemas de salud débiles que no están preparados para responder.

“Hay aspectos de esta epidemia que son preocupantes, como la aceleración en el número de casos”, dijo la doctora Maria van Kerkhove, directora de enfermedades emergentes y zoonosis de la OMS.

¿Qué consecuencias económicas tiene el brote?

Las aerolíneas internacionales a nivel mundial perderán de 4000 a 5000 millones de dólares en ingresos operativos brutos a causa de las prohibiciones de viaje y cancelaciones de vuelos desde y hacia China por el coronavirus COVID-19.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) informó de que unas 70 aerolíneas han cancelado todos los vuelos internacionales con origen y destino en  China continental, y que otras 50 han reducido las operaciones aéreas relacionadas. 

Además, debido al brote la OACI estima que Japón podría perder 1020 millones de dólares en ingresos por turismo, seguido de Tailandia que perderá unos 1015 millones.

La agencia también señaló que se espera que los impactos del COVID-19 sean mayores que los causados ​​por la epidemia de SARS de 2003, a raíz del mayor volumen y la mayor extensión global de las cancelaciones de vuelos que se están viendo.

Fuente: ONU

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?