Granola industrializada: ¿Qué ingredientes contiene? ¿Es o no saludable?

En muchos hogares, la granola es un alimento de consumo frecuente y en el mercado existen innumerables variedades de sabor y métodos de producción.  La granola industrializada, es una mezcla de avena crujiente, frutos secos y frutas desecadas como pasas de uva o arándanos, semillas, especies y un endulzante, como azúcar o miel de abeja. También puede incluir otros granos como arroz inflado, y mantecas elaboradas a base de nueces. Esta mezcla se somete al calor durante algunos minutos para que adquiera una textura crujiente.  Típicamente, se come en el desayuno o como entrecomida.  Se puede decir que es un alimento chatarra disfrazado.

¿Es saludable la granola?

La realidad es que muchos de los alimentos que se consideran saludables, que provienen de la industria,  no lo son.

¿Cuáles son sus ingredientes?

En sus ingredientes están presente azúcares con diferentes denominaciones, que pueden encontrarse bajo los nombres dextrosa anhidra, sólidos de jarabe de maíz, dextrosa, fructosa, jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF), miel, lactosa, jarabe de malta, maltosa, jarabe de arce, melaza, néctares, sacarosa.

Algunos ingredientes como el chocolate, los aceites y los jarabes pueden tener un alto contenido de azúcares y grasas y no aportan beneficios para la salud. Además, dan al producto un sabor poco natural.

Es cierto que presenta ingredientes saludables como la avena integral, los frutos secos, semillas, que dejan de serlo ya que para logar que sean crujientes se somete a proceso de calentamiento mezclada con azúcares.

A pesar de que las nueces proporcionan grasas saludables y contienen potasio (un electrolito que es esencial para los procesos corporales, incluida la función celular y las contracciones musculares), hay que cuidar que la cantidad de nueces y de otros frutos secos sea la indicada para que nuestro organismo pueda aprovechar sus propiedades y beneficios, que no superen un puñito

1 taza de granola contiene 450 kcal.

Azúcares aproximadamente 29 g.

Aporta fibra 7.7 g

Es necesario leer la letra chiquita que tienen los alimentos industrializados para poder conocer cuántos azúcares se incluyen para saber cuáles son los motivos de la esclavitud a la cual someten cuando se ingieren.

Se puede realizar granola casera, con nueces, semillas trituradas en el momento.

Posibles desventajas de la granola industrializada

Al contener una elevada cantidad de azúcares, ocasiona mucha ansiedad y estimulan de papilas gustativas.

Consumir mucha cantidad por su elevada cantidad energética.

Las grasas como el aceite vegetal, el aceite de coco o las mantequillas de nueces, a menudo se incluyen para ayudar a unir los ingredientes, agregar sabor y ayudar en el proceso de tostado.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), recomienda limitar la ingesta de azúcar al 10% de las calorías diarias totales que debemos ingerir, lo que equivale a aproximadamente 12 cucharaditas (50 gramos) de azúcar para alguien que sigue una dieta de 2,000 calorías.

Algunas granolas tienen casi 4 cucharaditas (17 gramos) de azúcar en una sola porción. Debido a que es común comer una cantidad mayor que la recomendada, podrías obtener una cantidad mayor de azúcar en una sola taza.

¿Qué cantidad se puede incluir diariamente?

Ya sea para desayunar, merendar o para una entrecomida, se puede combinar por ejemplo, incluir 10 mitades de nueces, 2 o 3 cucharadas de semillas trituradas en el momento y alguna fruta fresca con toda su pulpa o cáscara con yogur preferentemente casero o leche.

La granola realizada caseramente aporta beneficios:

Mejorar la presión arterial. Se ha demostrado que los ingredientes ricos en fibra como la avena y las semillas de lino ayudan a reducir la presión arterial.

Reducir los niveles de colesterol. La avena es una buena fuente de beta glucano, un tipo de fibra que funciona para reducir los niveles de colesterol total y LDL (malo), dos factores de riesgo para las enfermedades cardíacas.

Reducir el azúcar en la sangre. Los granos enteros, los frutos secos, las nueces y las semillas pueden ayudar a reducir y controlar los niveles de azúcar en la sangre, particularmente en personas con obesidad o prediabetes. 

Mejorar la salud intestinal. Se ha descubierto que la granola aumenta los niveles de bacterias intestinales saludables, en contraste con los cereales refinados o industrializados. Gracias a su alto contenido en fibras, la granola favorece una buena función intestinal, previene el estreñimiento y otros trastornos digestivos. Es necesario beber mucha agua a lo largo del día para facilitar la digestión de la fibra.

Aporta muchos antioxidantes. Ingredientes como el coco, las semillas de chía y las nueces de Brasil son buenas fuentes de antioxidantes como el ácido gálico, la quercetina, o el selenio, y tienen un importante potencial para reducir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, tumorales y neuro-degenerativas.

Fácil de llevar. 

Ayuda a calmar los nervios. Se cree que tanto la avena como las semillas y frutos secos tienen la excelente propiedad de equilibrar el sistema nervioso, lo que puede ayudar a reducir algunos trastornos como la ansiedad, el nerviosismo, el estrés o la depresión. Sin embargo, aún no existen evidencias suficientes para sustentar tal afirmación.

Fortalece el sistema inmunológico. Si comemos granola diariamente, en especial en épocas de cambio de estación, de estrés o en las que nos sintamos más vulnerables, reforzaremos el sistema inmunológico de manera natural y sin tener que tomar suplementos o medicamentos. Así lo afirma este estudio de la Universidad de Turín (Italia).

Cerebro joven y sano. La gran variedad de nutrientes que aporta la granola, entre ellos los antioxidantes, cumplen un papel fundamental para cuidar las funciones cerebrales y neurológicas, que se deterioran con el paso del tiempo. Nos ayuda a prevenir los problemas de memoria o de concentración. Así lo afirma este estudio realizado por la Universidad del Sur de Australia. 

Un alimento para la belleza. La belleza depende, en buena parte, de la alimentación. Si consumimos vitaminas y minerales conseguiremos tener un cabello, una piel y unas uñas bonitas y saludables. Cuando sufrimos déficits nutricionales empezamos a sufrir caída de cabello, manchas en la piel, entre otras. La granola es el suplemento multivitamínico perfecto.

Hígado saludable. El hígado, un órgano que sufre mucho por tener una mala alimentación, la contaminación o las emociones negativas, se beneficia de algunos alimentos como la granola que son ricos en aminoácidos. Estos nutrientes estimulan la función hepática para producir lecitina, la cual contribuye a depurar toxinas del organismo.

Activa la tiroides. La avena es un cereal rico en minerales, entre los cuales destaca el yodo. Este tiene la virtud de activar la función de la glándula tiroides, por lo que es imprescindible para prevenir y tratar el hipotiroidismo de manera natural. Así lo afirma este estudio del Dr. Bryan Haugen. De este modo, podrían mejorar muchos de los síntomas del hipotiroidismo, como cansancio, caída de cabello o la tendencia a subir de peso.

Huesos fuertes.  La granola destaca por su alto contenido en calcio, sobre todo si le añadimos sésamo, almendras o yogur. De este modo, se convierte en un alimento ideal para fortalecer huesos y dientes y prevenir la osteoporosis.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?