Ansiedad relacionada con el consumo de alimentos inadecuados

Las personas que sufren de ansiedad tienden a comer mucho y sobre todo alimentos con alto contenido energético proveniente de azúcares industrializados. Se debe a que para estas personas, la comida funciona como ansiolítico y les ocasiona tranquilidad aparente. Lo negativo es que puede desencadenar en posibles desequilibrios nutricionales e incluso en obesidad. Esta nota se va a ser mención de la mala selección de alimentos industrializados que ocasionan compulsiones por las sustancias adictivas que presentan.

En personas que tienen preferencia por el consumo de hidratos de carbono industrializados ¿Qué sucede?

Una alimentación rica en carbohidratos de rápida absorción provoca ansiedad poco tiempo después de su ingesta, debido a que son procesados rápidamente en el intestino y no generan sensación de saciedad. Algunos de estos alimentos son todo lo que se realiza con harina blanca, el azúcar y alimentos refinados como pan blanco, galletas, tortas y dulces y lo que encuentras en el supermercado que contienen azúcares escondidos y que no se visualizan claramente, ya que está en la letrita chiquita de los alimentos industrializados. Todo lo que termina en osa, como glucosa, sacarosa, dextrosa, etc y otros que no terminan así pero que producen adicción como el xilope de maíz, entre otros y no dejar de lado los edulcorantes que son altamente adictivos, por el dulzor que ocasionan además que aumentan la insulina, motivo por el cual produce ansiedad por lo dulce.

Otros alimentos peligrosos son los que dicen “light o dietéticos”, confunden con sus mensajes, ya que justamente tienen esos azúcares agregados que no puedes parar de comer. Ej.: yogures con pulpa de frutas, altamente adictiva, presencia de fructosa industrializada. Yogures con cereales, justamente por ser dextrinados, se absorben rápido y dan mucha ansiedad posterior.

Estos alimentos causan picos de glucemia, es decir, elevan el azúcar en la sangre rápidamente, haciendo que el cuerpo libere mucha insulina para regular ese pico de azúcar, por lo que cuando la glucemia se reduce, el hambre reaparece.

¿Qué hacer:?

  • Si tienes compulsión por estos alimentos, si no puedes controlar las ingestas alimentarias, si te sientes nervioso y que no puedes decidir por las elecciones, que te gana y que no puedes hacer freno a consumirlos, es cuestión de que tomes la decisión de dejarlos por un tiempo, para que tu organismo se libere de la adicción y que puedas, con el tiempo sentir que el dulzor es tan marcado que no tendrás necesidad de recurrir a ellos.

Esto lo puedes sentir a partir de los tres meses en los cuales no consuman ningún alimento adictivo.

  • Consumir alimentos que contengan fibra. Lo logras a través del consumo elevado de frutas, verduras estacionales, con cáscara bien lavadas y/o pulpa como los cítricos, no en jugo, cereales integrales como arroz integral, trigo burgol, quinoa, mijo, entre otros, legumbres (lentejas, garbanzos, porotos), semillas trituradas en el momento, como de lino, chía, sésamo, girasol, etc. Estos alimentos ayudan a aumentar la sensación de saciedad y regulan la insulina y el azúcar en sangre.

Todo está en tu mente. Puedes decidir qué camino seguir.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?