Etapa de preparación de 6 días y limpieza hepática

Con la limpieza hepática conseguimos drenar de forma completa y eliminar lo que ya se encuentra acumulado de toxinas, el colesterol y otras fracciones de las grasas. Si tenemos las digestiones lentas, nos ha aparecido algún eccema en la piel, tenemos los niveles altos de colesterol, la lengua amarillenta o blanquecina o carencia de energía vital, puede ser debido a que no eliminamos bien los tóxicos que hayamos ingerido durante el invierno. Y si no eliminamos bien los tóxicos la causa más probable es que nuestro hígado no funcione en óptimas condiciones. La limpieza hepática consta de una fase de preparación de seis días y luego el séptimo día de limpieza hepática.

Limpieza hepática profunda:

Fase de preparación:

Se necesitan por cada día durante 6 días:

– 1 Kilo y medio de manzana o 2 gramos de ácido málico  

– 2 Pomelos

– Aceite de oliva extra virgen

– 4 Cucharadas soperas de sulfato de magnesio (1 cucharada sopera equivale aprox. a 10gr de sulfato de magnesio): son 4 dosis diarias.

La preparación se basa en el ablandamiento de todas las toxinas y desechos que van a salid del hígado,   través de la limpieza con mayor facilidad.

El ácido málico va a ejercer la función de ablandar los cálculos durante los 6 días de preparación previa.

El sulfato de magnesio dificulta los conductos biliares para evitar cualquier  obstrucción.

El jugo de pomelo y el aceite de oliva producen un aumento de la secreción de la bilis y originando la expulsión de los cálculos.

 

La etapa de preparación es de 6 días en el cuál se ingiere 1.500 kg de manzanas, lejos de las comidas para favorecer la absorción del ácido málico.

Otra opción es reemplazar las manzanas por ácido málico: son 2 gramos en 500 ml de agua tibia (a tomar durante el día).

  • Se puede licuar las manzanas pero no en juguera ya que perdemos la fibra que contienen las manzanas y no se obtiene la cantidad necesaria de ácido málico que contienen las manzanas. Otro motivo es que producen picos de hiperglucemia.

¿Qué comer durante esos 6 días?

Caldos vegetales, verduras hoja verde, cereales integrales, proteína vegetal como semillas de girasol, habas secas, germen de trigo, lentejas, garbanzos, porotos, seitán, y/o pescado, además de las manzanas.

Evitar las carnes, los lácteos, los embutidos, los azúcares y los alimentos procesados, fritos, bebidas alcohólicas, ni alimentos fríos.

 

¿Qué hacer al 7° día?

Se suspende las comidas y bebidas.

Almuerzo: liviano con alimentos sugeridos en la preparación de los 6 días. Sólo se podrá ingerir agua.

A las 18:00 horas: tomar 1 vaso de agua con 1 cucharada sopera de sulfato de magnesio o sal inglesa (si no se tolera el sabor amargo usar citrato de magnesio).

A las 20:00 horas: tomar 1 vaso de agua con sulfato de magnesio (es igual que el que tomaste a las 18 horas).

En algunos casos siendo las 22.00 horas y aún no se realizó la evacuación intestinal hay que facilitar con enema o una ducha rectal, para eliminar por completo la materia fecal.

22:00 horas: tomar ½  vaso de jugo de pomelo exprimido y 1  centímetro de aceite de oliva extra virgen.

Para mayor efectividad se debe tomar cuando la persona está parada y rápidamente se deberá acostar sobre su lado derecho en donde se encuentra el hígado, con la cabeza elevada para evitar sufrir náuseas.

Es posible utilizar una almohadilla térmica o eléctrica sobre la zona del hígado para facilitar el flujo sanguíneo local.

A las 06:00 horas: Hay que levantarse y tomar el 3º vaso de sulfato de magnesio y no volver a acostarse. Te recuerdo que se diluye en 1 vaso con agua mineral.

Luego, a las 08:00 horas: tomar el 4º y último vaso de sulfato de magnesio para concluir la limpieza.

A las 10:00 horas: Se puede incluir jugos con pulpa y frutas.

12:00 horas: Iniciar alimentación con sólidos, incluyendo alimentos saludables y evitando los azúcares escondidos en los alimentos industrializados.

¿Qué se debe comer después de una limpieza hepatica?

No hace falta dejar de comer sólidos, pero sí eliminar determinados alimentos: legumbres, carnes, pescados, huevos y lácteos del grupo de las proteínas; arroz, pasta, pan y patatas del grupo de hidratos de carbono.

Incluye el limón en tu alimentación diaria. Si consumes jugo de limón con cierta regularidad estimularás la producción de bilis, ayudando de esta manera a mejorar el proceso de eliminación de toxinas. Toma té verde, funciona como antioxidante natural estimulando las funciones del hígado liberándolo de grasas.

¿Qué hacer después de la limpieza hepática?

Desayuno ligero: Avena, frutas, jugos. Eviar yogurt, queso, huevos, jamón, pasteles, etc.

Almuerzo: Verduras al vapor y arroz blanco con sal de mar. No proteínas o puede sentirse mal durante la limpieza.

No comer nada a partir de las 14.00 horas. Sólo agua. De lo contrario se arriesga a no eliminar ninguna piedra.

¿Qué es bueno para depurar el hígado?

Otra ayuda natural para desintoxicar el hígado es beber gran cantidad de agua: el líquido mantendrá al hígado hidratado y fomentará en él la regeneración celular, filtrando mayor cantidad de residuos y sustancias aumentando así su capacidad de trabajo. Incluye el limón en tu dieta diaria.

¿Cómo limpiar el hígado de forma natural?

El ajo, que activa las enzimas hepáticas y favorece la eliminación de toxinas. Vegetales crucíferos cómo la coliflor y el brócoli, que no sólo son ricos en clorofila, sino que contienen “glucosinolato”, un compuesto natural que produce enzimas capaces de eliminar toxinas y metales pesados.

¿Cómo eliminar las piedras de la vesícula con remedios naturales?

  • Diente de León. Esta planta se conoce de forma popular por combatir problemas digestivos. …
  • Rábano negro. …
  • Aceite esencial de menta piperita. …
  • Alcachofa. …
  • Cúrcuma. …
  • Cardo Mariano.

Se puede visualizar los cálculos eliminados si se coloca un colador plástico en el inodoro y luego de evacuar se enjuaga la materia fecal con agua caliente hasta que solo queden en el colador los cálculos expulsados.

¿Cuándo debe realizarse la limpieza hepática?

1 vez por mes aproximadamente durante 5 o 6 meses.

Limpieza hepática en contexto de los andariveles depurativos

Es importante destacar que, por el riesgo de reabsorción del material expulsado, se debe realizar una limpieza colónica previo a la limpieza hepática, y posterior a la limpieza finalizar con una limpieza colónica o de intestino delgado. En caso de no ser posible se puede usar un purgante.  LO QUE ESTÁ EN AMARILLO NO

Contraindicaciones

No se recomienda realizar la limpieza hepática en pacientes embarazadas, lactantes o cursando enfermedades agudas.

Fuente: Dr. La Rosa

 

2 comentarios en “Etapa de preparación de 6 días y limpieza hepática”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?