La alimentación ¿puede ayudar o perjudicar a los procesos de depresión?

Investigaciones afirman que aquellos que llevan a cabo una dieta rica en azúcares y grasas tienen un 58% de probabilidad de padecer depresión comparativamente con las personas que realizan un plan alimentario equilibrado, saludable, rico en pescados de mar, frutas y verduras e hidratos de carbono complejos (cereales integrales, pastas, papa, batata, choclo, etc.).

Un equipo de científicos de la Universidad del Colegio de Londres, el Instituto Nacional para la Salud y la Investigación Médica de Francia, y la Universidad de Montpellier, también en Francia analizaron la relación que existe entre la alimentación y la posibilidad de sufrir una depresión.

El seguimiento de un plan de comidas saludables y equilibrado, según los estudios afirman que puede prevenir el desarrollo de  este trastorno, que no sólo afecta la vida social de aquellos que lo padecen sino que además se instala en la psiquis y en el cuerpo de los afectados.

¿Cuál es el enfoque de la mayoría de los trabajos previos efectuados?

Se basan en la acción que tienen determinados nutrientes respecto a la aparición de la depresión.

En el estudio participaron 3.486 personas cuya edad promedio fue de 57 años.

La investigación duró 5 años, los participantes se dividieron en dos particularidades más pequeñas.

  • Personas que se alimentaban sanamente.
  • Personas que preferían los alimentos procesados, los azúcares, las frituras y los lácteos no descremados.

Se confeccionó un cuestionario con el propósito de comprobar la presencia de posibles alteraciones en el estado de ánimo.

¿Cuáles fueron los resultados?

Las personas que elegían los alimentos procesados tenían 58 % más posibilidades de desarrollar depresión, en comparación con los que seguían una dieta sana.

No obstante, será necesario realizar más estudios para confirmarlo de manera definitiva.

Los científicos se hacen la pregunta  ¿Si existe una mayor tendencia a desarrollar depresión  en aquellas personas consumidoras de una dieta rica  en alimentos carbograsos? O por el contrario ¿podrá ser que las personas que tienen tendencia a la depresión optan por una alimentación que no es saludable?

Afirman que si bien existe la presencia de cuadros depresivos que influyen en el desarrollo de determinadas patologías, también hay algunas enfermedades que pueden contribuir a que una persona padezca una enfermedad depresiva.

Los investigadores dicen que se debe estar atentos con las depresiones enmascaradas, en las cuales existe una alteración del estado anímico y no existen síntomas psíquicos (tristeza por ejemplo), sino que presentan alteraciones fisiológicas.

Los investigadores dicen que  la depresión no es un estado de tristeza o angustia pasajero, sino un profundo problema que suele no obedecer a una sola causa, sino a muchas.

De hecho, se supone que el desarrollo de este trastorno obedece a la combinación de factores psicológicos, genéticos y bioquímicos. Sus síntomas también son variados pues contrariamente a lo que mucha gente cree estar deprimido no tiene que ver siempre e indefectiblemente con estar tirado todo el día en una cama.

Quienes padecen este trastorno atraviesan diferentes etapas o momentos en los cuales habitualmente se apodera de ellos una marcada irritabilidad, un profundo desinterés por las actividades que antes solían disfrutar y un gran pesimismo.

Fuente: Nutrinfo.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?