No te vayas de viaje sin tu botiquín de remedios naturales

Tenemos en cuenta cuando viajamos que sería muy prudente llevar con nosotros un botiquín de remedios caseros?

Es lindo viajar y conocer sitios, distraernos. No obstante, debemos prevenir algunas molestias que sin duda, se pueden aliviar si somos organizados y planificamos adecuadamente nuestro botiquín de remedios caseros, antes de salir de viaje. En esta nota tendrás algunos ejemplos y sería oportuno que agregaras los tuyos que consideres.

Te voy a mencionar algunos para que los puedas llevar en tu próximo viaje.

  • Aceite esencial de citronella: ahuyenta mosquitos. Se puede utilizar evitando las picaduras y lucha contra los resfriados, los dolores de cabeza y las fiebres. Alivia la ansiedad, los dolores menstruales y los espasmos musculares, y además, inhibir la inflamación de hígado, estómago y aparato digestivo.
  • Ajo negro: los múltiples beneficios nos pueden ayudar en verano para aliviarel malestar digestivo o a evitar la absorción de sustancias dañinas.
  • Aloe vera: se usa principalmente para aliviar las molestias de las quemaduras y cuenta con funciones antiséptica, bactericida, antiinflamatoria y regeneradora de la piel, por lo que también está indicada para heridas, cortes, picaduras, psoriasis o acné.
  • Arcilla blanca: se utiliza para reducir el ardor de estómago por vía interna y cicatrizar las heridas por vía tópica. Aunque parezca raro, se convierte en un desodorante natural, para poderlo emplear en sudoración excesiva y los malos olores.
  • Arcilla verde: se puede aplicar en cualquier picadura y también hacer un cataplasma que actúa contra el dolor musculoesquelético. También, desinfecta heridas y depura y purifica, regenera, suaviza y exfolia, regula y limpia la piel.
  • Extracto puro de propóleo: este antibiótico natural producido por las abejas se usa contra cualquier infección, ya que potencia el sistema inmunitario. Es desinfectante, antiinflamatorio y cicatrizante.
  • Raíz de jengibre: un gran remedio contra los mareos. La recomendación es tomar dos cápsulas media hora antes del viaje o masticar un trozo de raíz de jengibre fresco o confitado durante el desplazamiento.
  • Semillas de lino: previenen el estreñimiento y limpian el intestino. Además, mejoran la salud de la piel y aportan energía.
  • Supositorios de glicerina: se utilizan para ir al baño, en los casos en los que se sufre estreñimiento ocasional. Actúan de forma local, sin pasar a la sangre y su efecto es rápido: a partir de los 15 o 30 minutos.
  • Suero fisiológico: utilizado para limpiar heridas o quemaduras, lavar ojos y fosas nasales y evitar problemas, como la conjuntivitis.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?