¿Cómo reemplazar los nutrientes que aporta el pescado?

El pescado contiene buenas fuentes de proteínas de alto valor biológico, aporta vitaminas y algunos minerales. Además, muchas especies son ricas en ácidos grasos poliinsaturados omega-3, beneficiosos para la salud. Dentro de las vitaminas liposolubles contiene A, D y E. No obstante, si no te agrada el pescado, existen otros alimentos que contienen los mismos nutrientes para que puedas estar sano y cubrir las recomendaciones nutricionales.

El pescado aporta numerosos nutrientes, pero no te agrada y te preguntas

¿Cuáles son las otras fuentes nutricionales que proporcionan sus nutrientes encontrados en el pescado?

Es cierto que es un alimento con un gran valor nutritivo, sobre todo por ser fuente de proteínas, ácidos grasos omega-3 y vitamina D en pescados grasos, entre otros.

Muchos de los nutrientes propios del pescado los podemos encontrar en alimentos de origen vegetal que proporcionan un beneficio en el organismo.

Uno de los componentes más destacados son las proteínas, con un contenido de un 18%, imprescindibles para el buen funcionamiento del cuerpo ya que forma parte de la estructura de órganos y tejidos, interviene en la contracción muscular, en el movimiento y en el sistema inmunológico como anticuerpos.

Las proteínas las encontramos en: legumbres, tales como garbanzos, porotos, lentejas y soja, en las chauchas, en la quinoa y el tofu que son una fuente importante de proteína vegetal.

El aporte de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 los encontramos en mayor cantidad en pescados grasos o azules, han sido estudiados científicamente por su relación con enfermedades cardiovasculares por ser antiinflamatorio, antioxidante y cardioprotector.

El omega-3 también puede encontrarse en alimentos como: la quinoa, semillas de lino, avena, nueces, aceite de soja.

La vitamina D como sustancia liposoluble, se almacena en tejidos grasos y se encuentra en pescados azules, tiene como función principal la de ayudar a absorber el calcio para una buena formación de los huesos.

Una segunda fuente de esta vitamina serían las semillas de sésamo, almendras, nueces y tofu.

El pescado también contiene minerales como el calcio donde se encuentra un mayor contenido en las espinas del animal, disponible en la leche, en la soja, brócoli y espinacas.

Por último mencionar las vitaminas del grupo B, implicadas en la obtención de energía, en la formación de glóbulos rojos, en el sistema nervioso y cardiovascular. Se encuentran en muchos de los alimentos que consumimos a diario como son: huevos, carne, legumbres y frutos secos.

El pescado es un alimento que nos aporta vitaminas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo pero como se ha indicado muchos otros alimentos pueden ofrecernos los mismos nutrientes sin tener que recurrir a la fuente de origen animal. Con esto no te estoy diciendo que no se recomienda, simplemente estas son alternativas en el caso que no te agrade el pescado o seas alérgico.

Fuente: Alimmenta.es

Bibliografía

1.    Harris WS, Dayspring TD, Moran TJ. Omega-3 fatty acids and cardiovascular disease: new developments and applications. Postgrad Med 2013 Nov; 125(6):100-13

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?