Factores de riesgo cardiovascular modificables: Tabaquismo y sedentarismo

Los factores de riesgo cardiovascular modificables son: la hipertensión arterial, el colesterol elevado, el tabaquismo, el sedentarismo, el exceso de bebidas alcohólicas, la adiposidad corporal, entre otros. Este artículo se detallará sobre el tabaquismo y el sedentarismo.

¿Qué es un factor de riesgo cardíaco?

Afección cardíaca que se manifiesta mediante vasos sanguíneos enfermos, problemas estructurales y coágulos sanguíneos.

Dentro de los factores de riesgo que se pueden modificar:

  • Tabaquismo.

El tabaco actúa a través de distintos mecanismos, pudiendo producir enfermedad coronaria o cardiovascular. 

¿Qué produce la nicotina?

  1. Facilita la liberación de hormonas adrenalina y noradrenalina que producen daño en la pared arterial.
  2. Produce alteraciones de la coagulación sanguínea y aumenta la capacidad de plaquetas que se unen y forman coágulos.
  3. Disminuye  los niveles de colesterol bueno HDL de 6 a 8 mg/ dl y aumenta los niveles de VLDL- C. El colesterol de lipoproteínas de muy baja densidad, se produce en el hígado y se libera en el torrente sanguíneo para suministrar a los tejidos del cuerpo un cierto tipo de grasa (triglicéridos). Hay varios tipos de colesterol, cada uno compuesto de lipoproteínas y grasas. 
  4. Tiene interacción con otros factores de riesgo, aumentando el riesgo según el número de cigarrillos fumados diarios.
  5. La nicotina y los productos que se producen por la combustión del tabaco intervienen en el inicio y la progresión de la ateroesclerosis. Por eso, quienes están con fumandores, son fumadores pasivos y también están expuestos a mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.
  6. Está demostrado que la incidencia de enfermedad coronaria es tres veces mayor en los fumadores que en las personas no fumadoras.   
  7. En mujeres y hombres más jóvenes que dejaron de fumar, el riesgo de enfermedad cardiovascular disminuyó rápidamente de 2 a 3 años después de dejar el cigarrillo, siendo casi igual que los no fumadores.
  • Sedentarismo.

La falta de actividad física se considera uno de los mayores factores de riesgo cardiovascular y se lo relaciona con una mayor probabilidad de muerte cardiovascular.

La persona sedentaria tiene un riesgo dos veces mayor de presentar enfermedad cardiovascular que una persona activa. Y es tan perjudicial que se compara con la gravedad de aquellas personas que presentan colesterol elevado o que fuman.

El ejercicio regular nos otorga muchos beneficios:

  1. Ayuda a disminuir la presión arterial.
  2. Aumenta el colesterol bueno HDL
  3. Favorece los tratamientos para bajar de peso y en diabetes, ya que activa el metabolismo.
  4. Colabora en disminuir el estrés, que es otro factor de riesgo cardiovascular modificable.

La Asociación Americana del Corazón recomienda realizar entre 30 y 60 minutos al día de ejercicios aeróbicos para reducir el riesgo de sufrir un infarto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?