Factores de riesgo cardiovascular modificables: Grado de adiposidad, diabetes y estrés

Los factores de riesgo cardiovascular modificables son: la hipertensión arterial, el colesterol elevado, el tabaquismo, el sedentarismo, el exceso de bebidas alcohólicas, la adiposidad corporal, entre otros. Esta nota se explicará sobre adiposidades, diabetes y el estrés: cómo se puede prevenir, a través de nuestros cambios en los hábitos alimentarios y el estilo de vida.

¿Qué es un factor de riesgo cardíaco?

Afección cardíaca que se manifiesta mediante vasos sanguíneos enfermos, problemas estructurales y coágulos sanguíneos.

Dentro de los factores de riesgo que se pueden modificar:

El grado de adiposidad.

Existe una relación entre el IMC y la cardiopatía coronaria.

El 70% aproximadamente de enfermos cardíacos son obesos y se le atribuye por el grado de adiposidad corporal.

La obesidad puede influir sobre la aterogénesis por otros factores de riesgo, particularmente a la hipertensión arterial, dislipemias, intolerancia a la glucosa y diabetes.

¿Qué es aterogénesis?

Es un proceso anormal complejo, ocasionado por muchas causas que se produce por la aterosis, que se caracteriza por la acumulación de grasas dentro como fuera de las células.

La distribución de grasa exagerada también predispone al riesgo de enfermedad cardiovascular, modificando los valores de grasas sanguíneas  y la tolerancia a la glucosa.

El aumento de la relación cintura/cadera en 0.15, de cada sexo se relaciona con un 60% más probabilidad de muerte.

Algunos autores afirman que es mejor utilizar datos sobre la circunferencia de la cintura y la medición del diámetro sagital.  

Diabetes.

Tanto la diabetes tipo 1 como la del tipo 2, se agrava el riesgo de enfermedades cardiovasculares, esto se debe a que pueden surgir en edades más tempranas.

Aproximadamente la mitad de las defunciones en diabéticos se debe a que presentan alguna cardiopatía coronaria. Parte del riesgo se le atribuyen a otros factores de riesgo como las dislipemias, la hipertensión arterial.

Estrés.

El estrés aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Se sabe que el estrés no se puede eliminar totalmente, siendo normal en situaciones en donde es circunstancial.

El estrés no es perjudicial en sí mismo, pero cuando se hace inmanejable puede generar un desequilibrio que puede llevar a un riesgo cardiovascular.

Un estudio Interheart destacó la importancia de varios factores estresantes como el hogareño y laboral y la frecuencia con que eran experimentados: el nivel de estrés financiero, en separaciones, divorcios, pérdida de trabajo, conflictos familiares, muerte de algún familiar, violencia, depresión (trastornos de sueño o concentración, pensamientos de muerte, pérdida de interés en las cosas cotidianas, alteraciones en el peso).

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?