Consecuencias de seguir largamente dietas milagrosas

Se avecina el calor y surge el apresuramiento de perder peso y con frecuencia, se recurre a las dietas milagrosas que sin tomar conciencia, pueden perjudicar la salud. Dichas dietas no logran la modificación de los hábitos alimentarios, son opciones temporales que lo que ocasionan es un efecto rebote, frustración luego de verificar que el resultado no es real.

Las mágicas no son recursos sostenibles, suelen ocasionar el tan temido efecto rebote, esto sucede porque son dietas restrictivas que producen un gran descenso de peso en poco tiempo y ello conduce a una meseta metabólica que posteriormente ocasiona la ganancia rápida de kilos.

Este tipo de dietas producen fluctuaciones constantes de peso y perjudican al organismo.

¿Qué otras consecuencias ocasiona el subir y bajar kg?

La solución que se logra con este tipo de dietas estrictas es temporal y no es real el descenso de peso.

·         Pueden dañar huesos y dientes porque hay carencia de nutrientes.

·         Ponen en riesgo la disponibilidad de nutrientes que el cuerpo necesita como el calcio, la vitamina D, el potasio y otros.

·         No es tan importante la pérdida de grasas, sino la pérdida de masa magra incluyendo masa ósea o huesos, dientes y músculo.

·         Incrementan los niveles de estrés.  Ocasionan un aumento en los niveles de cortisol en el organismo y por lo tanto, producen un incremento los niveles de estrés.

El mayor nivel de estrés puede perjudicar nuestra salud de diferentes formas, aumentando la posibilidad de sufrir enfermedades infecciosas debido a que afecta al sistema de defensa del organismo, y también patologías cardiovasculares y metabólicas.

·         Empeoran la relación con la comida. Generan creencias erróneas o ideas diferentes y poco adecuadas sobre alimentos y peso corporal.

Además, el estrés que generan por su carácter estricto puede entorpecer la relación que tenemos con la comida.

Se sabe que una dieta milagro puede generar ansiedad y conducir a picotear, también como a ciclos de ayuno y atracón o a que canalicen emociones mediante la comida; perjudicando sin duda la calidad de la alimentación y la relación que se tiene con la comida. Por ello, las dietas de moda son una puerta de entrada al desarrollo de trastornos de la conducta alimentaria.

·         Pueden incrementar el riesgo cardíaco

Las dietas milagro no sólo pueden incrementar el riesgo cardiovascular al ofrecernos pocos nutrientes saludables y elevar el nivel de estrés, sino también, al resentir nuestro metabolismo y ocasionar cambios constantes de peso como señala una investigación publicada en la revista Circulation.

La pérdida de masa magra que ocasionan, la pobre calidad nutricional que poseen, sumado al estrés y a las fluctuaciones de peso constantes, pueden ser la causa de que las dietas de moda incrementen el riesgo cardíaco en nuestro organismo, condicionando sin duda la salud.

  • Desestiman el verdadero cambio de hábitos.

La clave para adelgazar de forma definitiva y protegiendo la salud es lograr un cambio de hábitos alimentarios individual y guiado por un Lic en Nutrición que además motive y estimule en la tarea de cuidados y sostener el resultado y mejorar día a día.

Las dietas milagrosas con el tiempo lo que logran es la frustración ya que se logran resultados no permanentes.

Dieta tras dieta restrictivas van resintiendo  cada vez más el metabolismo y ello, vuelve más difícil la posibilidad de adelgazar.

Lo que logran este tipo de dietas milagro es que la persona pierda la voluntad para cambiar hábitos incorrectos y trabajar a favor de la salud por la frustración que ocasionan.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?