¿Será cierto que la obesidad provoca cáncer?

Muchos se preguntan si el exceso de peso o la obesidad puede estar relacionado con cáncer. Esta nota te hará conocer la opinión científica sobre los motivos por los cuales, esto puede llegar a ser cierto.

Te preguntarás, si la obesidad puede o no provocar cáncer.

Según datos de la OMS, en 2016 más de 650 millones de personas eran obesas, y aproximadamente 41 millones de niños menores de cinco años en todo el mundo, tenían exceso de peso u obesidad.

De ahí viene la pregunta si el exceso de peso o la obesidad pueden estar relacionadas con otras enfermedades metabólicas cuya incidencia en los últimos años ha aumentado muchísimo, como es el caso del cáncer.

¿Por qué la obesidad aumenta el riesgo de cáncer?

La comunidad científica aún no terminan de tener en claro algunos mecanismos pero intuyen que el exceso de grasa corporal se relaciona ampliamente con una mayor predisposición a padecer distintos tipos de cánceres.

Por tal motivo, las personas que tienen un mayor porcentaje de grasa corporal tienen mayores probabilidades de desarrollar cánceres en el futuro.

Y te preguntarás: ¿Si tengo exceso de peso, alto porcentaje de grasa corporal y adelgazo esta problemática podría desarrollarse en un futuro?

Aún la evidencia científica disponible todavía es limitada, por lo que no se puede garantizar que si se adelgaza sea preventivo de la aparición del cáncer. La mayoría de estudios que se realizaron sobre el descenso de peso y su relación con el cáncer, han comprobado luego de realizar cirugías bariátricas para reducir el peso corporal y se han detectado menor incidencia al cáncer.

¿Qué relación existe entre el cáncer, la obesidad y la inflamación?

El cáncer y obesidad que tienen en común la inflamación crónica, es decir, un estado constante de desajuste y alteración de los tejidos y órganos que producen muchas de enfermedades y las enfermedades también producen inflamación.

Por eso con gran frecuencia, los obesos tienen inflamación crónica de bajo grado, lo cual, con el tiempo, puede dañar el ADN conduciendo al desarrollo de cáncer. Es decir, las personas con sobrepeso y obesidad tienen más probabilidades que los individuos con peso normal de sufrir estados o trastornos relacionados con inflamación local crónica, que son factores de riesgo de algunos cánceres.

 

También se producen alteraciones hormonales

Además del proceso de inflamación, cuando existe obesidad es habitual que se produzcan ciertos desajustes hormonales.

El tejido adiposo puede llegar a producir cantidades excesivas de estrógeno, lo cual se ha asociado con un mayor riesgo de cánceres de mama, ovario y endometrio, entre otros.

Además, los obesos suelen tener mayores concentraciones de insulina en sangre y pueden desarrollar resistencia a la insulina, una condición relacionada con diabetes tipo 2, y además se puede relacionar con la formación de cáncer de colon, riñón, próstata y endometrio.

Bibliografía

Fuente: helpingcancer.tv

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?