La hipertensión arterial: alimentos permitidos y prohibidos

La hipertensión arterial (HTA) es el aumento de la presión arterial de forma crónica con valores iguales o superiores a 120 mm de Hg (mercurio) de presión sistólica (alta) y 80 mm de Hg de presión diastólica (baja). La HTA es un factor de riesgo cardiovascular. La presión arterial se puede elevar sin una causa previa conocida, por algunas enfermedades (endocrinas, renales, etc.), por el consumo de algunos fármacos, por fumar o tomar bebidas alcohólicas en exceso. También por obesidad, exceso de peso, estrés, inactividad o por seguir una alimentación con exceso de sal. Numerosos estudios demuestran que reducir la cantidad de sodio en la alimentación reduce la presión arterial.

Antes se indicaba una dieta muy estricta, en la  actualidad, se sabe que un mínimo de sal puede indicarse ya que el propio organismo regula su propio balance con alimentación un poco más generosa por ejemplo, 1 g de sal común: tiene 400 mg de sodio, agregado en la comida se mantiene el equilibrio, permite mayor adaptación en la selección de alimentos y una alimentación más apetecible pero lo más conveniente es la utilización de condimentos aromáticos.

Las recomendaciones internacionales promueve el consumo de no más de 6 g de ClNa por día para la población en general y necesitamos muy poca sal al día, sólo 1.25 g.

Ten en cuenta que 1 g de ClNa (sal común) está formado por 400 mg de sodio (Na) y 600 mg de loro (Cl).

La cantidad de sodio de una alimentación se puede expresar en cualquiera de sus equivalencias:

1g de ClNa: 400 mg de Na y 17 mEq de Na.

El nivel de restricción dependerá del estadio y la gravedad.

Lo más conveniente es elegir alimentos frescos no industrializados que tienen menos sal que los preelaborados o precocidos e industrializados.

¿En qué casos se indica un pan alimentario bajo en sodio?

En las enfermedades hipertensivas y en todo tipo de enfermedad que evolucione con edemas.

También en miocardiopatía dilatada, insuficiencia cardíaca, edema cardíaco, cirrosis descompensada con ascitis, insuficiencia hepática, nefropatías, hiperaldosteronismo, administración prolongada de corticoides t edema cíclico ideopático.

¿Cuáles son los alimentos ricos en sodio?

Fiambres, embutidos, alimentos en salmuera, aceitunas y picles, aderezos industrializados, manteca, margarina, quesos cuanto más duros más sodio,  productos de copetín, caldos y sopas concentradas, conservas, en los enlatados salvo en las frutas y puré de tomate, en las aguas, aditivos que utiliza la industria alimentaria, en los fármacos, especialmente los que son efervescentes.

Por eso la idea fundamental es de saber leer las etiquetas nutricionales de todos los alimentos industrializados y realizar comparaciones de marcas.

La lista de ingredientes va en el orden de mayor principio nutritivo al menor, es decir, cuanto antes aparezca la palabra sal en la lista, mayor proporción de sal contiene.

Elegir alimentos que tengan menos de 0,5 g o 500 mg de sodio por 100 g de producto. Si queremos calcular cuánta sal o sodio tiene un producto, debemos multiplicar la cantidad de sodio en gramos por 2,4, ya que un gramo de sodio equivale a 2,4 gramos de sal.   

Si la etiqueta nos dice que contiene 0,9 gramos de sodio:

SAL: 0,9 x 2,4 = 2,16 gramos de sal.

Estas cantidades se calculan por 100 gramos o miligramos de ese producto, los valores que aparecen en la etiqueta [salvo que indiquen lo contrario] corresponden a esas cantidades de alimento, tendrás que calcular si tomarás más de esos 100 gramos o tomarás menos para hacer un cálculo real.

¿Cuándo se considera que un alimento tiene mucha sal?

Cuando contiene 1.25 por  cada 100 g de alimentos.

Poca sal 0.25 g por cada 100 g de alimentos

¿Cuáles son los sustitutos de la sal?

Para realzar el sabor de las preparaciones hay que utilizar los condimentos, especias y hierbas como sustitutos de la sal. Por ejemplo, cuando prepares una carne puedes emplear laurel, nuez moscada, pimienta, salvia, tomillo, ajo, cebolla, orégano o romero. En el caso de los pescados, curry en polvo, eneldo, jugo de limón o pimienta. Para los vegetales, romero, salvia, eneldo, canela, estragón, albahaca o perejil.

Alimentación baja en sal

Junto con la reducción en el consumo de sal, el tratamiento dietético de la HTA consiste en una alimentación rica en verduras, frutas, legumbres, pescado, aceite de oliva y alimentos que contengan poca grasa. El alcohol se aconseja limitar su ingesta:

  • La Organización Mundial de la Salud establece en 30 gramos el consumo máximo diario de alcohol recomendado para los hombres y 20 gramos para las mujeres. Son los límites para no perjudicar al organismo.

La graduación alcohólica se expresa en grados, que mide el contenido de alcohol absoluto en 100 cc o el porcentaje de alcohol que contiene una bebida.

Es decir, que un vino tenga 13 grados significa que 13 cc de cada 100 cc = 13 % es alcohol absoluto. El grado alcohólico viene expresado en los envases como (°) o bien como vol %.

Hay una amplia variación de las concentraciones de bebidas alcohólicas de acuerdo a cada país.

En el informe Alcohol y atención primaria de la salud (OMS, 2008), se indica que:

La cerveza contiene entre el 2 % y el 5 % de alcohol puro.

Los vinos entre el 10,5 y el 18,9 %.

Los licores variaban entre el 24,3 % y el 90 %.

La sidra entre el 1,1 % y el 17 %.

Desde la perspectiva sanitaria tiene mayor relevancia determinar los gramos de etanol absoluto ingerido, que el volumen de bebida alcohólica.


Fórmula para calcular los gramos de alcohol puro de una bebida. 

Para calcular el contenido en gramos de una bebida alcohólica se multiplica por los grados (°) de la misma por la densidad del alcohol (0,8).

Por ejemplo, si una persona consume 100 ml de vino de 13 grados, la cantidad de alcohol absoluto que ingeriría es:




■ Una COPA DE VINO de 10 cc de 13 grados tiene 10,4 gramos de alcohol.

■ Un WHISKY de 5 cc y 42 grados tiene 16,8 gramos de alcohol.

■ Una CERVEZA de 33 cl y 5 grados tiene 13,2 gramos de alcohol.

  • Respecto al café, el mito es que sube la presión arterial, sin embargo la cafeína no aumenta ni la frecuencia cardíaca ni la presión arterial de manera significativa, sólo de manera ligera y transitoria, es decir que consumir café no puede provocar que una persona se vuelva hipertensa.

Ten en encuenta:

Los hábitos de vida saludables como un plan alimentario adecuado, la actividad física regular sobre todo aeróbico, no fumar y el control del peso te pueden ayudar a controlar la HTA.

Fuente: Fundación del corazón

Con aportes de la Lic Alicia Crocco


Lic. Alicia Crocco Nutricionista. Periodista Médico de la SAPEM de la AMA. Escritora y Productora del Programa de TV ALIMENTA TU VIDA. Emitido por Metro. Canal 8 de Cablevisión. Domingos 20:00 horas y repeticiones diarias excelentes.
Para tratamientos nutricionales y grupos de WhatsApp de aprendizaje y motivacionales: WhatsApp: 1133998933/ 114471837.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?