Los edulcorantes: tóxicos para las bacterias intestinales


La realidad de los edulcorantes que no conocen las personas y que viven equivocacas con ciertos conceptos es que los edulcorantes son ideales para reemplazar al azúcar y que no son inócuos.

Un nuevo estudio comprobó que los endulzantes artificiales son tóxicos para las bacterias que están en el  aparato digestivo y que cumplen funciones esenciales para el metabolismo y el sistema inmunológico.

El trabajo de las universidades Ben-Gurion de Negev (BGU), en Israel, y Tecnológica Nanyang, en Singapur, Analizaron seis edulcorantes comunes (aspartamo, sucralosa, sacarina, neotame, advantame y acesulfamo-k) de la industria alimenticia y comprobaron que, luego de cuatro semanas de consumo, se reducía la diversidad del microbioma.

¿Qué es la microbiota? La microbiota normal o microbioma es el conjunto de microorganismos que se localizan de manera normal en distintos sitios de los cuerpos de los seres vivos pluricelulares, tales como el cuerpo humano.

Las bacterias del tracto digestivo registraban toxicidad por la exposición a concentraciones mínimas, como un miligramo por mililitro de los endulzantes artificiales.

En un estudio en laboratorio, se modificó genéticamente a las bacterias para que tuvieran componentes fluorescentes que brillaran al detectar toxinas. Así comprobaron cómo los edulcorantes dañaban el microbioma, un dato que se suma a otros conocidos antes, como que la sacarina puede inducir intolerancia a la glucosa.

“Esto es prueba adicional de que el consumo de endulzantes artificiales afecta de manera adversa a la actividad de los microbios intestinales, lo cual puede causar un amplio rango de problemas de salud”, dijo uno de los autores del trabajo, Ariel Kushmaro, de BGU, a EurelAñert.

Los resultados de este estudio podrían ayudar a comprender la toxicidad relativa de los edulcorantes y el potencial de efectos negativos en la comunidad de microbios intestinales y en el medioambiente“, agregó Kushmaro. “El panel bioluminiscente se puede utilizar potencialmente para detectar endulzantes artificiales en el medioambiente”. Porque, en efecto, estos químicos se han identificado entre los contaminantes habituales del agua potable, de superficie y de capas freáticas.

Además, el hecho de no utilizar edulcorantes no quiere decir que no se los ingiera: muchos productos de la industria alimenticia los contienen, con lo cual es posible consumirlos sin saberlo y dañar así la salud.

Infobae

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?