Boldo: Beneficios curativos y medicinales

El boldo es una poderosa planta con propiedades curativas y medicinales. Vas a aprender: ¿Cuáles son sus beneficios y contraindicaciones?

El boldo es una planta medicinal originaria de las regiones montañosas y secas de Chile. Sus beneficios se conocen en las regiones del mediterráneo y del norte de África. Muy utilizado en Chile, Argentina, , sur de Perú en zonas silvestres y templadas de las regiones montañosas.

¿Para qué sirve el boldo?

  • Reduce los niveles de colesterol sanguíneo.
  • Depura de bilis al hígado y elimina las grasas del organismo.
  • Muy recomendable para personas que padezcan de ictericia, cirrosis e hígado graso.
  • Es una de las plantas medicinales más empleadas para tratar los problemas en el hígado y la vesícula biliar. Contiene un alcaloide (boldina), que estimula el funcionamiento de la vesícula biliar y posee propiedades beneficiosas para el hígado.  Al consumir boldo van a haber cambios en la composición química de la bilis.
  • Previene la formación de cálculos biliares o piedras en la vesícula.
  • Posee efectos tonificantes para el sistema digestivo por su fragancia y su aroma. 
  • Protege el estómago, por el componente que posee: aceite esencial cineol.
  • Planta ideal para ser utilizada en dolores y molestias estomacales y mejora las digestiones
  • Es atiflatulento, sedante y analgésico por la presencia de sus aceites esenciales, el ascaridol, por eso es muy útil para quienes presenten gases o hinchazón estomacal. 
  • Otro de los aceites esenciales del boldo, el eucaliptol, tiene propiedades expectorantes y ayuda a mejorar los catarros, la tos y las infecciones respiratorias. 

Se puede conseguir como jarabes de boldo para la congestión de pecho debido a sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias.

  • El boldo también es diurético.
  • Favorece la eliminación de ácido úrico.
  • Mejora la mala pigmentación de la piel y
  • Ayuda a combatir las enfermedades infecciosas vaginales.

¿Cómo tomar el boldo?

Se puede tomar en infusiones.

Además, se puede conseguir en extracto seco en forma de cápsulas, en aceite esencial, en jarabe o extracto hidroalcohólico para tomar luego disuelto en algún líquido.

La infusión de boldo se prepara colocando una cucharadita de las de té por cada taza de agua. Se añade el agua hirviendo sobre la hierba, se tapa y se deja reposar durante unos 10-15 minutos. Luego se cuela y ya está lista para beber. Si puede endulzar.

También se puede preparar un té de boldo utilizando un par de cucharadas de sus hojas secas que se realiza la infusión en el agua. Ponemos una olla en el fuego con un litro de agua en el interior. Justo antes de que el agua empiece a hervir, ponemos las hojas secas de boldo y dejamos hervir luego durante unos tres minutos más. Pasado este tiempo, apagamos el fuego y cubrimos la olla con la tapa o con un paño de cocina. Por último, lo dejamos en reposo durante unos dos minutos, colamos luego la infusión y ya estará lista para servir y tomar.

Las dosis recomendables en cada caso deben ser prescritas por un especialista.

¿Cuáles son las contraindicaciones?

Se contraindica boldo en estas personas y problemáticas:

  • Personas con problemas de obstrucción de las vías biliares y enfermedades hepáticas graves.
  • Enfermedades renales. 
  • Embarazo, especialmente en los que se refiere a los tres primeros meses de gestación.

El tratamiento de boldo no debe tener nunca una duración de más de cuatro semanas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?