Sacarina: utilizada como sustituto del azúcar. ¿Cuáles son los riesgos?

La sacarina es un edulcorante sintético muy utilizado mundialmente, para reemplazar al azúcar, pero ¿es un buen reemplazo? ¿Conoces cuáles son los riesgos? ¿Será cierto que no ocasiona los mismos efectos que el azúcar?

La sacarina es uno de los edulcorantes más utilizados en el mundo, dado a que tiene una potente capacidad de endulzar.

La sacarina, es uno de los edulcorantes sintéticos más antiguos. Fue descubierto en 1879 por Ira Remsen y Constantin Fahlberg, de la Universidad Johns Hopkins.

Químicamente, esta sustancia es una amida o-sulfobenzoica, y una de las grandes características por la que mucha gente se abona a utilizarlas es que no tiene calorías.

Es 500 veces más dulce que la sacarosa (azúcar de mesa), y que por tanto, se utiliza en muchos alimentos y bebidas y la consideran beneficiosa para adelgazar.

Se habla de los beneficios de la sacarina como sustituto del azúcar. Sin embargo este edulcorante sintético también tiene una serie de contraindicaciones para la salud y además, no favorece el control de las ingestas alimentarias, esto se debe a que igualmente que el azúcar estimula las papilas gustativas, el páncreas y los intestinos.

Todo lo que ocasiona dulzor artificialmente hay que tener cuidado en el consumo, tratar de eliminarlo para que luego de tres meses sin ingerirlos, se sienta un gusto dulce exagerado y que se pueda tener control (en muchos casos) y poder incluirlo esporádicamente sin que siga ejerciendo el poder de dominio sobre aquel que está luchando con los kilos de más.

En caso que la persona tenga control de la ingesta de alimentos:

¿Cuánta sacarina se puede incluir diariamente como máximo?

La sacarina es una de las grandes alternativas al azúcar que se puede encontrar en cualquier supermercado. Pero que tenga un fácil acceso no significa que se deba consumir libremente.

La dosis diaria límite (ADI), fijada por JEFCA, para la sacarina y sus sales de Ca, K y Na, es de 5 mg por kg de peso corporal y por día.

Hay varios riesgos que sí se debe tener en cuenta, que se relacionan con nuestro organismo.

Riesgos de sustituir el azúcar por la sacarina

  • Fue muy cuestionada, pero no es cierto que puede causar cáncer si se respeta la dosis diaria límite.
  • Según fija el Departamento de Salud y Servicios para Personas Mayores de Nueva Jersey, la sacarina puede afectarnos si la inhalamos.
  • En concentraciones altas, la sacarina puede irritar la piel.
  • En concentraciones altas, puede haber alergia, sobre todo en personas sensibles.

La sacarina de sodio o calcio suele utilizarse en muchos alimentos de bajas calorías, mucho más que el azúcar, pero también podemos hallarla en la pasta dental, enjuagues y otros productos.

  • No existen evidencias científicas que puede afectar la reproducción de los seres humanos.

Al poder traer reacciones en la piel en la piel. ¿Qué examen se debe realizar?

La evaluación debe ser efectuada por un alergista

Pruebas concretas:

  • Un historial de síntomas anteriores y actuales, sobre todo, en personas sensibles. Si existe alergia, la exposición baja puede causar picazónsarpullido.

La sacarina: Puede ocasional irritación de la piel en altas concentraciones, alergias.

La sacarina: edulcorante sintético mal utilizado para adelgazar. Si eres una persona que le cuesta dominar la ingesta de dulces: cuídate del dulzor. Los edulcorantes tienen la misma capacidad que el azúcar de aumentar la insulina y de darte más deseos de seguir comiendo dulces y no dejar de desprenderte de ellos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?