Consecuencias del consumo excesivo de dos nutrientes: Agua y sal

Dos nutrientes que no hay que abusar. Se sabe que el consumo de sal es dañino para todos y mucho más para los hipertensos. Sabes: ¿Qué sucede con el exceso de agua?

Todos los abusos son malos.

El exceso de comida por más que sea saludable puede ser negativo y peligroso. Puede llegar a ser contraproducente si no se sabe medirlos de manera adecuada.

Pensamos que el agua es inocua. Pero no sólo la sal puede ocasionar toxicidad en elevadas cantidades sino que el agua también.

El consumo desmesurado de agua se llama potomanía. Esuna ingesta compulsiva y en exceso que puede provocar una intoxicación llamada hiponatremia (bajo potasio en sangre). Esta intoxicación se produce cuando una persona bebe tanto que el agua diluye la concentración de sódico en la sangre y crea un desequilibrio. Esto hace que sodio y electrolitos como el potasio o el magnesio se diluyan y alteren el funcionamiento del organismo, colapsando las funciones vitales como la respiración, la función cerebral o la cardiaca. Este problema se da, sobre todo, cuando el consumo exagerado se da en poco tiempo, ya que los sistemas que controlan el equilibrio hídrico no pueden hacer bien su trabajo.

Otro alimento muy común que puede ser tóxico en demasía es la sal. El sodio es una de las muchas sustancias que el organismo necesita para funcionar bien. Sabemos muy bien que su exceso no es bueno para nadie y mucho menos para los hipertensos. No hay mucha consciencia de que este exceso también puede ser tóxico. Cuando hay más sodio del necesario en la sangre pueden producirse efectos en las células cerebrales. Según la OMS, la ingesta diaria recomendada de sal es de cinco gramos al día (una cucharadita) y se sabe que se consume muchísimo más.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?