Adelgazar: Reflexionar, organizar y elegir alimentos y bebidas saciantes

Adelgazar no es tan sencillo como muchos hacen creer. Es ordenar los pensamientos, reflexionar para no caer en las malas elecciones de alimentos y bebidas que ocasionan compulsiones posteriores y sentimientos de displacer. No permitas que tu vida sea un círculo vicioso. Realiza cambios que te ayuden a despegar de lo que te hace mal, de lo que te quita la salud: las malas elecciones y la culpabilidad posterior.

Es cierto que comer es necesario para vivir. Podemos vivir con agua solamente por un tiempo ya que tenemos reservas. No obstante vivir con salud y bien es otro tema.

¿Qué les suele a muchas personas cuando tuvieron un mal día?

No permitas que tu vida sea un círculo vicioso. Realiza cambios que te ayuden a despegar de lo que te hace mal, de lo que te quita la salud: las malas elecciones y la culpabilidad posterior.

Es cierto que comer es necesario para vivir. Podemos estar solamente por un tiempo con agua ya que tenemos reservas. No obstante vivir con salud y bien, es otro tema.

¿Qué les sucede a muchas personas cuando tuvieron un mal día?

Justamente se apartan de los cuidados, buscan compensaciones erróneamente para sentir placer y la balanza les demuestra que suman más problemas a los problemas.

Y… ¿Qué sucede después? Se frustran, se condenan.

¿Qué se debería hacer cuando suceden estas situaciones?

La mayoría de las veces son actos automáticos. Lo ideal es

  • REFLEXIONAR para que no los aparte de un objetivo que es saludable.
  • Adelántate a situaciones que te desacomodan.
  • Organízate.
  • Ten el menú semanal preparado para no salirte de el.
  • Entrecomidas saludables como banana no madura, 25 maníes grandes o 10 mariposas de nueces o 10 almendras o 1 huevo duro.

¿Cómo saber si un alimento es saciante?

La capacidad de saciar de un alimento depende de varios factores:

  • Elige alimentos naturales, aquellos que ofrece la naturaleza. Cuanto menos manipulado esté más satisfecha te dejará.
Alimentos naturales

Esto tiene que ver con la cantidad de azúcar escondido que tienen los alimentos industrializados que seguramente no sabes o que no visualizas en sus etiquetas, en los ingredientes, aquellos que lees y que no tienes idea que son y que están para tentarte, para engañarte, ya que estimulan las papilas gustativas, al páncreas segregando más cantidad de insulina ocasionando mayor apetito posterior.

  • En diferentes estudios se ha comprobado, por ejemplo, que los productos procesados a los que se les añade glutamato monosódico (en las etiquetas aparece como E61) bloquean la sensación de saciedad y logran compulsión posterior, que en muchos casos se lo relaciona con adicción a la comida.

Por eso este tipo de personas les resulta difícil no dejar de elegirlos.

  • Los productos muy ricos en grasas también pueden llevarnos a comer más ya que activan la hormona del hambre, la grelina, que es una hormona de gran actividad. Además estos alimentos están cargado de azúcares que hace que la persona sienta necesidad de comer dulces todo el tiempo.

Entonces ¿Qué te ayudará a logar saciedad?

Que dejes de incluir esas drogas alimentarias, alimentos industrializados.

  • Lee etiquetas, fundamentalmente ingredientes. Cuando desconoces algún nombre, desconfía y consulta a un Lic en Nutrición.

Es cierto que vas a sentir síndrome de abstinencia, se fuerte, todo pasará si no caes y sigues adelante. En tres meses verás que cuando pruebes alguno de ellos, el sabor acentuado hará que no tengas deseos ya que te resultará empalagoso.

  • Come despacio, al menos 20 minutos para darle tiempo al cerebro a sentir saciedad.
  • Elige alimentos con gran cantidad de agua, ya que dilatan las paredes de tu estómago y llega una señal al cerebro que te hace parar de comer ya que lograste saciedad.
Alimentos con gran cantidad de agua: verduras y frutas
  • Alimentos ricos en fibra soluble, que al contacto con el agua ocupan espacio en tu estómago y dan saciedad.
  • Alimentos ricos en proteínas. Según la Universidad de Maastricht (Holanda), deben su capacidad saciante, entre otros motivos, disminuyen el nivel de grelina (la hormona del hambre) y aumentan hormonas que intervienen en la saciedad (como la colecistoquinina). Además, aumentan el gasto energético ya que existe un mayor trabajo digestivo.

No permitas que tu vida sea un círculo vicioso. Realiza cambios que te ayuden a despegar de lo que te hace mal, de lo que te quita la salud: de las malas elecciones y la culpabilidad posterior.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?