Actividad física: beneficios

La actividad física, es un recurso indispensable para sostener el tratamiento y para que se produzca un gasto energético. El ejercicio físico hace que se quemen más calorías como grasas.

No obstante, si existe este único pilar, el descenso de peso no podrá ser efectivo. Es indispensable el plan nutricional.

Si eres sedentario, deja de serlo. Y, si estás realizando alguna actividad física, no la abandones ni pongas excusas para no desarrollarla diariamente, por tu falta de tiempo. Trata de encontrar la motivación necesaria para que sea un sostén en el tratamiento nutricional y compruebes cuán útil es su participación.

Es preciso que logres un desgaste calórico de por lo menos 300 calorías diarias (recomendación del American College of Sports Medicine).

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?