Albóndigas de quinoa y amaranto

Las recetas sirven para que puedas darte cuenta que sabiendo elegir preparaciones saludables, atractivas, variadas, se puede comer rico y sano.

Semillas de amaranto: 30 g

Quinoa: 30 g

Agua: 1 taza de té

Cebolla: 50 g (casi 1 pocillo de café)

Espinacas: 100 g (3/4 taza de té)

Ajo picado: 1 pizca

Salvado de  avena: 10 g (1 cucharada de las de postre)

Perejil picado: 1 cucharadita de las de té

Pimienta de cayena: 1 pizca

Huevo: 1

Preparación: Colocar las semillas de amaranto y la quinoa, añade el agua. Deja cocinar de la misma forma que preparas un arroz blanco normal. Cuando estén al dente, retirar del fuego. Colocar en un bol. Agregar la cebolla en aros y las hojas de espinacas sin cocinar. Agregar ajo picado, salvado de avena, perejil picado, la pimienta de cayena.  Mezclar ingredientes adecuadamente.

Agregar el huevo y mezcla hasta lograr que todos los ingredientes estén bien mezclados. Dar forma de albóndiga o de hamburguesa. Cocinar en sartén de teflón o incorporar en una sartén 1 cucharadita de las de té de aceite y retirar el excedente con una servilleta de papel blanco. Retirar la albóndiga o la hamburguesa una vez que haya terminado la cocción.

De esta porción se multiplica por la cantidad de comensales.

¿Cómo lavar la quinoa?

Se debe someter a un lavado riguroso que permitirá desproveerla de toda sustancia tóxica. Para ello, un buen recipiente y agua natural son los elementos mejor indicados y apropiados.

Antes de nada, esparcir en un plato y observar con atención. Pasar la mano sobre ella y observar las posibles piedras con las que puede venir mezclada. Separar para comenzar el procedimiento de limpieza de la quinoa.

Introducir en un plato o recipiente, llenar de agua hasta cubrirlas, remover bien en éste agua y escurrir.

A continuación volver a cubrir con agua nueva y realiza el mismo procedimiento. Si se puede, continuar nuevamente de 4 a 5 veces para asegurarse la buena y completa limpieza.4

Seguidamente, llenar el recipiente con agua nueva y dejar reposar durante aproximadamente una hora, sin tocarlas ni marearlas. De esta forma el agua ejercerá sobre ellas una gran limpieza.

Luego, remover bien en este mismo agua y tirar el agua. Colocar en remojo bajo la canilla y de nuevo tirar el agua.

Colocar un jarrito de acero inoxidable con agua llevar a fuego hasta que hierba. Introducir la quinoa. Dejar reposar en agua hirviendo durante 5 minutos, retirar e introducir en un segundo jarrito de acero inoxidable de agua que esté hirviendo paralelo al anterior. Introducir y dejar hervir aproximadamente unos 15 minutos o hasta que el grano se abra.

Dejar reposar el grano abierto, en ése agua hirviendo. Seguidamente, colar y dejar secar a temperatura ambiente. De esta forma la quinoa limpia y lista estar’a lista para cocinar a gusto sin ningún problema de salud.

Poner un jarrito de acero inoxidable de agua al fuego hasta que hierva, en ese momento, introducir la quinoa. Dejarla reposar en agua hirviendo durante 5 minutos, retirarla e introducir en un segundo jarrito de acero inoxidable de agua que supuestamente está hirviendo paralelo al anterior. Introducir y dejar hervir aproximadamente unos 15 minutos o hasta que el grano se abra.

Composición química aproximada por unidad:

H.C.: 48 g

Prot.: 12.6 g

GR: 6.2 g

Calorías: 300

Para navegar por otras recetas:

http://alimentatuvida.comcategory/recetas-light-3/

Digamos juntos ADIÓS A LAS DROGAS ALIMENTARIAS y paso a paso podrás cumplir con el sueño de verte y sentirte bien.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué te puedo ayudar?